ECOMMERCE PARA TIENDA ONLINE: CUÁNTO TE VA A COSTAR.

Saber qué puede costar abrir una tienda de ropa online es la pregunta que a todo el mundo interesa y que pocos se atreven a formular.
Dar una respuesta a esta pregunta es tan difícil como responder a cuánto te va a costar un coche: depende de tu modelo de negocio, de tus posibilidades de inversión y sobretodo de cómo vayas a emprender tu andadura.

Hay diversos factores que pueden influir en el presupuesto pues el simple hecho de crear una página web no supone que vayas a ganar dinero sin mover un dedo ( y esto sea con la plataforma que sea).

Pese a no poder dar una respuesta clara y un presupuesto cerrado, sí podemos decirte qué aspectos debes tener en cuenta a la hora de hacer cálculos.

1. Hosting y dominio.

Lo primero que debes buscar para iniciar tu tienda de ropa, es saber con qué hosting vas a trabajar y cuánto cuesta registrar tu dominio. Por lo general, de esto se encarga la empresa especializada en diseño de la web y programación, pero en este punto es fundamental saber cómo va a ser tu negocio: qué infraestructura vas a tener, cuántos productos vas a tener en venta, etc.
Cuanto más grande sea la tienda, más elevado será el número.

Esto es lo primero que debes hacer si quieres montar una tienda online.

Normalmente, de este tema se encarga la empresa que te realiza el diseño web.

Pero el importe suele detallarse a parte de lo que cuesta el diseño y la programación de la tienda en sí mismos.

2. Diseño web.

Como si de un artista se tratase, cada diseñador y programador web pone sus precios. Existe libertad para presupuestar el trabajo y las horas de sudor de cada uno, infórmate tanto en grandes plataformas como en pequeños freelance.

 

3. Posicionamiento SEO.

Como te adelantábamos, esto no es llegar y besar el santo, sino que existe un duro trabajo que vas a tener que hacer para que tu empresa sea visible. No basta con que tenga un buen hosting y esté bien diseñada sino que vas a tener que realizar un buen estudio de palabras clave que usar en tu web, potenciar las etiquetas de tus productos o bien, encargar este trabajo a un profesional ( invertir para ganar visibilidad es siempre una inversión hacia el futuro).

Es un trabajo de hormigas: lento pero fructuoso. A la larga, este desembolso será la clave para aumentar ventas.

4. Marketing, publicidad y SEM.

Si has invertido en posicionamiento SEO, tu negocio empezará a ser visible y empezarás a generar tráfico hasta tu web.

Para llegar todavía a más personas vas a tener que utilizar herramientas de marketing (blogs), como los anuncios en otras webs ( como Facebook Ads) , publicidad en otros portales de ventas y, en definitiva, cualquier herramienta de marketing que aumente ventas.Una vez lograda la clientela, necesitarás herramientas de fidelización de clientes para asegurarte de que estos vuelven a tu web.